El desayuno, con sabores tradicionales de los productos del territorio, mermeladas, dulces y fruta de la casa, espera a nuestros huéspedes en la antigua “lamia”[1] de la masía o en los protegidos patios delante de la misma.

La espaciosa y tranquila sala de lectura del piñón, con una selección de libros de literatura y arte locales, se abre a sus huéspedes ofreciendo espacios de gran confort reservados a cada suite.



[1]    Lamia: construcción tradicional con muro a seco de Apulia, presenta una estructura de base rectangular o cuadrada y una cubierta de piedra que proporciona el aspecto característico a este tipo de construcción, los espacios están cubiertos por bóvedas que pueden ser de cañón o crucero.