El Bed & Breakfast masía Serralta – situado en una de las cimas más elevadas del altiplano de la Murgia[1] que avanza hacia el sur de Apulia – constituye un importante ejemplo de asentamiento rural con forma de “trulli” construido a finales del seiscientos y que ha llegado hasta nosotros en muy buen estado de conservación.

Por su tipología armónica y peculiar, el complejo, fue declarado bien de interés cultural en 2005 por la Dirección Regional del MiBAC (Ministerio de Bienes y Actividades Culturales, de sus siglas en  Italiano). La estructura está dominada por una torre con el tejado de cubierta a dos aguas – o piñón – restaurada con rigor según la tradición local de trabajo de la piedra que han desarrollado los maestros artesanos durante siglos en el Valle de Itria.

El campo que rodea la estructura mantiene todavía íntegros los muros de piedra “seca”, sin argamasa para sostener las piedras que lo componen, tradicional de la zona; el B&B se sitúa frente al burgo mágico de Locorotondo, y en una posición ideal entre la cuidad barroca de Martina Franca y la magnífica “costa dei trulli” situada a orillas del mar Adriático y en el centro de un territorio en el que podemos disfrutar durante todo el año de innumerables eventos culturales de relevancia internacional.

El respeto por la distribución original de los espacios ha sido fundamental para que la masía pueda alojar a un número reducido de huéspedes. Se vive en auténticos trulli[2] – edificios declarados por la UNESCO patrimonio de la Humanidad – acariciados por la brisa de la colina y donde los huéspedes se sentirán como en casa: con una atmósfera de fábula es el lugar ideal para concederse momentos de descanso, en compañía de personas que desde antiguo poseen el don de la hospitalidad.



[1]    Murgia: En las regiones meridionales de Italia relieve montañoso poco elevado.

[2]    Trulli: vivienda de piedra de forma circular y techo cónico típica de Apulia.